Estamos en pleno invierno. Como resultado, somos mucho más susceptibles de coger un resfriado. El descanso y una buena noche de sueño se recomiendan a menudo en caso de resfriado. Sin embargo, tener la nariz tapada, fiebre y tos no lo hace más fácil. A continuación se ofrecen algunos consejos para ayudarle a dormir bien cuando esté resfriado y evitar la somnolencia.

Dormir a través de la comida.

Nuestra dieta no sólo afecta a nuestra salud, sino también a nuestro ciclo de sueño. Es aconsejable tener en cuenta la composición de la comida y el momento en que se toma. También es importante evitar comer demasiado ligero, para evitar el riesgo de despertarse por la noche debido al hambre. Por el contrario, tampoco es aconsejable comer una comida demasiado pesada, porque la digestión será larga y será mucho más difícil dormirse.

Cuando se está enfermo, a menudo no se tiene mucho apetito, pero es necesario recuperar las fuerzas y permitir que el cuerpo se regenere optando por una dieta sana. No obstante, algunos hábitos alimenticios deben evitarse por la noche. Por ejemplo, es mejor reservar para el almuerzo alimentos ricos en proteínas como los huevos o la carne. Estos toman un poco más de tiempo para ser digeridos. Normalmente no se recomienda el alcohol para dormir bien, y más aún cuando se está resfriado, porque deshidrata mucho. Favorecer los alimentos concentrados en omega 3 como el pescado tiene la particularidad de mejorar el sueño y reducir el tiempo que tarda en dormirse.

En el contexto de la dieta, también es posible beber una infusión una hora antes de acostarse: esto ayuda a promover el sueño. Para duplicar su eficacia, no dude en optar por una infusión con miel o manzanilla por sus virtudes calmantes, especialmente en caso de resfriado.

Dormir a través del ambiente

Optimizar su entorno es también una buena manera de promover el sueño. La comodidad debe ser óptima cuando se duerme, y más aún cuando se está enfermo. Optar por una almohada de látex natural es una buena manera de maximizar el confort en la cama.

Las almohadas de látex natural son tanto antiácaros como hipoalergénicas. Favorecen el sueño manteniendo suavemente las vértebras cervicales en la posición correcta. También se recomienda utilizar estas almohadas para mantener la cabeza levantada: un buen consejo para aquellos que quieran dormir bien cuando estén resfriados. Otro consejo para ayudarle a dormir mejor cuando está resfriado es inhalar vapor. Esto abre las vías nasales y tiene un gran impacto en el proceso de sueño.

Aún en el contexto del medio ambiente, es importante saber que la luminosidad es también un criterio importante para dormir bien, especialmente cuando se tiene un resfriado. De hecho, dormir en la oscuridad total no es adecuado para todos, ya que puede ser angustioso para el paciente si se despierta en medio de la noche. Por el contrario, demasiada luz podría causar dolores de cabeza y alteraciones visuales. Es importante encontrar el equilibrio adecuado: el uso de una luz nocturna es una solución.

Dormir con un resfriado no siempre es fácil. Para preservar el buen ciclo de sueño, es necesario seguir buenos hábitos. Los dos puntos más importantes son probablemente la comida y el medio ambiente. Es cierto que el descanso y una buena noche de sueño son importantes para recuperarse rápidamente de un resfriado o una enfermedad, así que no hay que escatimar en los medios.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.